CinELE en V.O.S – Aprender con palomitas

04 Jul 2016 Flor Ragucci no responses

Mujeres al borde...

Para aprender español no basta con ir a clase y tomar apuntes, no basta con hacer puntualmente los deberes ni memorizar las largas listas de verbos irregulares. Fuera del aula muchas veces está la mejor escuela, en la calle, en los bares, en las tiendas… En los cines. Ver películas es una manera divertida y eficaz de interiorizar el idioma, así como de aproximarse a la cultura del lugar en el que vivimos. Pero, claro, en España nos topamos con un obstáculo: la mayoría de las proyecciones están dobladas y a alumnos que no tienen un nivel muy avanzado esto­ con razón­ les espanta. Así que, profesores ELE, habrá que ponerse manos a la obra y explicarles a los estudiantes que Barcelona también presenta alternativas como, por ejemplo, esta lista de salas a las que pueden ir sin temor a “no enterarse de nada” porque ofrecen la mejor cartelera en V.O.S (Versión Original Subtitulada).

Un clásico que todo el que viva en la capital catalana tiene que conocer es el de los Cines Verdi. En la calle central del pintoresco barrio de Gràcia (Calle Verdi 32/ Calle Torrijos 49)se encuentra este pequeño complejo de salas con dos entradas que, desde 1926, es referente de cinéfilos y amantes del cine no comercial. Escapando de los grandes títulos taquilleros, los cines Verdi son una buena oportunidad para que los estudiantes ELE se acerquen a un cine ecléctico, diferente, y 100 % subtitulado en español.

También reivindicando las cintas de autor, los Cines Renoir Floridablanca (C/Floridablanca 135) son otro lugar histórico para pasar una buena tarde ante la gran pantalla. Fundados en 1969, los cines Renoir son míticos tanto en Barcelona como en Madrid y el Renoir Floridablanca es el único de este grupo que queda en la Ciudad Condal, tras cerrar el Renoir Les Corts, con sus 7 salas de cine siempre en VOS. Muy cerca de allí, en el barrio del Eixample, tenemos los Méliès Cinemes (C/ Villarroel, 102) abiertos por el cineasta catalán Carles Balagué en 1996 tras un grave incendio. Los cines se reconstruyeron entonces con 2 modernas salas digitalizadas en las que se proyectan, principalmente, películas clásicas y de autor en versión original.

Para quienes, además de disfrutar de cine de calidad en VOS, también buscan refugiarse de las grandes multitudes, Barcelona cuenta con pequeñas salas en diferentes puntos de la ciudad. Los Cinemes Girona (C/Girona 175) son buen ejemplo de ello, con sus tres salas y un aforo para 600 espectadores o, en el barrio de Sants, Zumzeig Cine (C/ Béjar, 53) un espacio de 70 butacas en el que podemos encontrar de todo (cine de autor europeo, cine independiente americano, mediometrajes, documentales o videoarte) siempre que responda a la carátula de “contracultura”.

Y si el buen tiempo complica la misión a los profesores de español como lengua extranjera de inculcar en clase el amor por el cine, una alternativa que puede ayudar es la del Cinema a la fresca en el Castillo de Montjuic. Las noches de verano al aire libre, con mantitas para el pic­nic extendidas en el césped y las películas más populares de la temporada, son una propuesta a la que pocos estudiantes pueden resistirse. Del 1 de julio al 5 de agosto quienes quieran practicar su español sin encerrarse, tienen en el Montjuic la manera; y si el problema es que en estos meses nadie puede despegarse de la playa, tampoco hay excusa: los cines Yelmo Icaria en plena Vila Olímpica (C/ Salvador Espriu, 61) cuentan con 15 salas y hasta películas en 3D, todas en versión original y subtítulos en español, por supuesto.

sala-montjuic-home2-1200x520