5 temores de los nuevos profesores en el extranjero

21 Dic 2015 Maria Blanco no responses

RTdMjqbT9

Decidirse a mudarse a otro país y enseñar español para ganarte la vida es una decisión atrevida. Uno se siente con mucho poder eligiendo un camino distinto yéndose a vivir una nueva aventura en un país extranjero, pero cualquiera puede tener momentos de pánico en mitad de la noche al tomar este tipo de decisión. Esta entrada es para todos los nuevos profesores que empiezan. Todos hemos pasado por estos momentos de temor.

No seré capaz de encontrar un trabajo

Has gastado un montón de dinero de tus ahorros en un curso ELE, y además las escuelas de idiomas están todas cerradas en Agosto, nadie te contesta a tus anuncios para obtener clases privadas y estás empezando a pensar en buscar un trabajo en un hostal de la ciudad ¿Nuestro consejo? ¡no te estreses! Hay una demanda constante de profesores de español en Barcelona y en el resto del mundo, tus tutores deberían ser capaces de ponerte en la buena dirección para encontrar trabajo. La demanda de profesores crece con a llegada del buen tiempo y si buscas activamente, estarás de pie al frente de una clase – mejor opción que la de enfrentarse a adolescentes borrachos en un hostal de jóvenes ¡creednos!

No hablo el idioma del estudiante

Es intimidante entrar en una escuela de idiomas y preguntar en un inglés muy malo si tienen un puesto de trabajo ¿Verdad? ¿Cambiará algo en tus habilidades para enseñar? Para nada. El pensamiento general es que es mejor aprender en un ambiente envolvente. Lo que llamamos inmersión lingüística. A la largo del aprendizaje será mejor para vuestros estudiante si no pueden apoyarse en su idioma nativo cuando están en clase.

No voy a ser capaz de manejar mi clase

Tener a tu tutor ELE observando tus prácticas durante el curso es como tener un instructor de buceo. Sabes que si vas a tener un accidente habrá alguien para rescatarte. La idea de ponerse de pie en frente de una clase, sin tu chaleco salvavidas, puede ser espantoso. Pero habéis dado clase ya, habéis aprendido de vuestra experiencia en manejar una clase – sino no habrías obtenido tu curso.

No me van a pagar bien o no me van a tratar bien en mi escuela

No nos malinterpretes, hay muchas historias de horror por ahí. Gente que no cobra trabajando, gente que acaba haciendo horas y horas sin cobrar las preparaciones. Pero hay maneras para evitarlo- está bien mirar antes de entrar en una escuela, hacer un balance entre clases privadas (mejor pagadas) y en un academia (depende). Y Acuérdate de ser positivo – Eres un profesor ELE bien formado con una contribución valiosa por hacer.

No hay perspectivas de carrera en el futuro

Esto es algo que se repite una y otra vez. Hay muchas oportunidades en el mundo de ELE. Algunas personas van a ser formador de profesores o coordinadores de departamento, otros toman un camino más académico y se convierten en directores de estudios — Todas estas oportunidades están disponibles también en tu propio país. Después te todo, hay muchos inmigrantes y refugiados en países donde se habla español que necesitan aprenderlo. Pero también si te mueves en otro sentido totalmente distinto, teniendo experiencias ELE demostrarás a tus futuros empleados que eres creativo, organizado y muy bueno en comunicación y liderazgo – Todas la cualidades necesarias de cualquier puesto.

 

Maria Di Mario. Profesora y Blogger.