Salidas laborales como profesor ELE

28 Oct 2016 Flor Ragucci no responses

Clase ELE Barcelona

Un sector en crecimiento

Por si alguien todavía dudaba del papel protagonista que, cada vez más, tiene el idioma español en el mundo, el Instituto Cervantes acaba de publicar un anuario con cifras que lo confirman: el español es la segunda lengua materna del planeta por número de hablantes, tras el chino mandarín, y más de 21 millones son las personas que en estos momentos lo estudian en diversas regiones de norte a sur.

Sí, la enseñanza del español como lengua extranjera (ELE) es un sector que crece y por eso muchos nativos – no necesariamente filólogos – deciden dedicarse a ella. ¡Y no sólo por eso! Dar clases a personas de todas partes del mundo es una experiencia que suele resultar muy satisfactoria, un enriquecimiento continuo.

¿Qué hay que hacer para ser profesor de español para extranjeros?

Lo primero será recibir una buena formación ELE previa, como la que se ofrece en ELE Barcelona. En estos cursos  se aprende a preparar clases, manejar el aula y a conocer la lengua para enseñarla de manera práctica y comunicativa, herramientas fundamentales para hacer del aprendizaje una experiencia positiva tanto para profesores como alumnos. Con esa base sólida, entonces, ya podremos afrontar lo siguiente: la búsqueda de empleo.

¿Qué salidas laborales tengo como profesor ELE?

La enseñanza del español presenta múltiples posibilidades para trabajar, ya sea en España como en cualquier lugar del mundo. La opción más común es la de formar parte de una academia privada, ya que la cantidad de centros se ha doblado en los últimos años. Portales de internet como http://www.todoele.net/, https://es.jooble.org/, http://www.educaspain.com/ o  https://www.infojobs.net/ pueden ser un buen punto de partida.

Las ofertas varían según la escuela – también según la ciudad o el país – pero, en general, es usual encontrar puestos a media jornada o de cobertura de períodos concretos. Lo más común es que se empiece con contratos parciales o de duración limitada y que luego el centro vaya ampliando la cantidad de horas en función del aumento de la demanda.

Otra opción interesante es la de dar clases particulares, algo que en estos momentos mucha gente está solicitando. Para encontrar alumnos podemos echar mano de los clásicos “carteles” colgados en lugares estratégicos, así como de un sitio web que es muy popular en España: http://www.tusclasesparticulares.com/.

A medida que avanza el interés por el español como lengua extranjera, también son cada vez más las empresas que ofrecen cursos para sus empleados, por lo que este es un terreno que os recomendamos explorar. Para ello, también las páginas que arriba mencionamos son muy útiles o sino, directamente, proponer a cada empresa nuestro servicio, armados de un currículum y el certificado de la formación ELE suele ser un método igual de eficaz.

Si, en cambio, estáis decididos a aprovechar la enseñanza del español como pasaporte para emprender una nueva vida en el exterior, ¡adelante! Esta profesión es una muy buena herramienta para desenvolvernos en el mundo. Cada día se publican ofertas tanto para centros privados como universidades extranjeras  en http://www.todoele.net o https://jooble.org/.  También es recomendable visitar la web del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (www.exteriores.gob.es) donde en su apartado de “Marca España” o en el de “Ayudas, subvenciones y tablón de anuncios” podéis encontrar convocatorias para enseñar español en el extranjero o para participar en alguno de sus programas de divulgación del idioma y la cultura hispana; y, cómo no, la página del Instituto Cervantes, siempre es un lugar para tener como referencia cuando buscamos trabajo fuera, siendo que cuenta con 86 centros en los cinco continentes.

Por último, os animamos a tomar la iniciativa y crear vuestra propia página web o blog. Ya sabemos que en muchos ámbitos ser visible en la red significa casi tanto como existir en “el mundo real”, y la enseñanza del español para extranjeros no es una excepción. El blog es una excelente plataforma para darse a conocer y, a través suyo, conseguir nuevos alumnos. Además cada vez es mayor la demanda de clases on-line, generalmente vía Skype, lo cual es una alternativa laboral muy viable ya que no exige desplazamientos ni infraestructuras.

Como veis, el abanico de posibilidades al acabar la formación ELE es amplio, así que solo queda… ¡desplegarlo!